afiliados Hermanos
Velmegun
Directorio
Afiliados Elite 17 de 45
FINAL FANTASY: Zero Loving Pets  photo untitled45.png
Crear foro
Créditos del Foro
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» Demás Créditos del Foro.
Últimos temas
» Final Fantasy: Zero [CAMBIO DE BOTÓN]
Sáb Nov 03, 2018 8:39 am por Invitado

» Little Fears - Élite
Sáb Oct 27, 2018 12:27 pm por Invitado

» Shingeki no Kyojin RolePlay /Afiliación Élite
Lun Oct 15, 2018 12:17 pm por Invitado

» Libro de Firmas.
Miér Sep 26, 2018 2:03 am por Red Emhain

» Yokohama: Gods and Kings - Afiliación Élite
Sáb Sep 15, 2018 6:32 pm por Avenger

» counting ★ stars
Sáb Sep 08, 2018 8:42 pm por Avenger

» P A N D E M O N I U M +18 (Hermana) Cambio de botón
Miér Ago 29, 2018 11:23 pm por Avenger

» Pokémon Ysiel - Confirmación Èlite
Miér Ago 29, 2018 11:23 pm por Avenger

» Saint Seiya: The Last Hope [Afiliación Élite]
Miér Ago 29, 2018 11:23 pm por Avenger


Gatos buscando Diversion (Priv. Runari)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Gatos buscando Diversion (Priv. Runari)

Mensaje por Johan Christie el Vie Ago 03, 2018 10:19 pm

San Francisco, ciudad de maravillas para unos y lleno de basura para otros, mientras que para los gatos era la caja de arena ideal para sus vagas nueve vidas. Callejones amplios donde encontrar ratones o cubos de basura llenos de todo tipo de manjares, sin contar una buena cantidad de árboles y parques para disfrutar con toda la diversión de un felino. Con un poco de suerte podrían robarse la leche dejada en las puertas de los hogares o incluso colarse en casas ajenas sin ser vistos, pues en San Francisco no existe ventana que no este abierta para esos incontrolables del cada día.

Como tal vida era divertida e interesante, Johan Christie no podía mas que seguir el juego y ser como un gato mas; cazando ratones, pateando perros y robando botellas de leche de las puertas dejadas por el lechero local. Debido a esta actitud y comportamiento no es raro verlo meterse en problemas, a lo cual nos llevan los eventos del día, pues el falso sacerdote de la Iglesia se encontraba siendo perseguido por una jauría de perros junto a varios gatos agarrados de su cuerpo en un intento de no caer a una muerte segura. ¿La razón de esta persecución en las extensas calles de esa gran ciudad, con todos los peatones viendo consternados? Resulta que el joven ese día no solo se robo la leche de un jefe de la mafia amante de los caninos, sino que se burlo de esas fieras mascotas al llamarlos "Fantoches lamebotas". Enojado, el hombre dejo ir a toda su jauría para que atraparan a tanto al joven como a sus secuaces , lo que nos lleva a la persecución actual.

-¿Ves, Salem? Te dije que insultar a los perros en voz alta seria mala idea, pero no, tu quieres vivir al limite y que nos caigan los demonios.- inculpando injustamente al gato negro encima de la cabeza del chico.- El nombre te queda perfecto, pequeño diablo.- aunque sus palabras parecían regaños, el joven seguía riendo por toda esa surrealista situación.

Esquivando trausentes y autos, Johan se abrió camino con su usual agilidad, mientras los perros, todos de caza y entrenados para posiblemente destrozar todo con sus dientes, no disminuyan su velocidad ante nada. Si existe algo que Johan odie mas que perros tontos, son perros tontos y mortíferos, de esos que pueden arrancarle a uno la cara de un mordisco. Mas cuando, a pesar de ser conocido como alguien que usa a los perros como un modo de insulto, nunca estaría dispuesto a lastimar en verdad a esos animales. Que no les caiga no quiere decir que se pasara de la raya, mas cuando odia la violencia innecesaria.

-Bien, plan B.- Johan escucho que un buen perro entrenado nunca atacaría a nadie mas que no fuera su objetivo, por lo que solo necesitaba de alguien que lo protegiera o hiciera escudo por unos segundos mientras pensaba en el plan C, D, E, F y todas las letras que hicieran falta para salir vivo tanto él como sus perros.- !Señorita, ayuda! !Quieren asesinar a mis gatos y luego comerlos como si fueran albóndigas!- simulando, con su gracia, ser un joven asustado e indefenso, Johan se escondió detrás de la primera mujer que se le topo al cruzar una esquina. Su actuación no era ni diga de Broadway por lo exagerada, pero la joven de cabellos rosados podría tomarlo como un loco y apiadarse de este.

Volver arriba Ir abajo

Re: Gatos buscando Diversion (Priv. Runari)

Mensaje por Runari Wildly el Sáb Ago 04, 2018 12:34 pm

¡Oh si! ¡Había vuelvo a casa! ¡América tu hija prodiga regreso y más vale que estés preparada! Aunque no era su amado New York, pero se acercaba bastante, además de este modo no tenía peligro de encontrarse con algún familiar curioso de donde sobre todo lo que le estuvo pasando. Si bien aquí faltaban los grandes rascacielos, tenía que admitir que San Francisco poseía su propio encanto único, tal vez era el gran puente del Golden Gate o el ritmo de las calles que iban a su propia comparsa. Todo mundo podía quejarse de los ruidos y luces molestas de las grandes ciudades, pero nadie se atrevía a negar que poseían algo atrayente.

Pero no estaba aquí para vacacionar ¡Ja! Eso no se lo creía ni ella, claro la enviaron aquí con fin de investigar un par de cosas, pero como ella estaba más que encabronada con toda la organización, la razón era bastante simple, tenían a su servant en penitencia hasta nuevo aviso por darse a esa pequeña escapada el día que se conocieron, así que ella iba sola a hacer lo que tenía que hacer.  Claro que, dado la situación, ella no tenía ningún interés en hacer las cosas como era debido, así que solo se dedicaría a hacer turismo y comprar recuerdos para Henry hasta hartarse o hasta que la vinieran a buscar, lo que fuera a suceder primero. Poco y nada le importaba lo que pensaran de ella, hasta que no le levantaran al castigo a su servant, no tenía pensado tomarse nada enserio.

Ahora la cuestión era encontrar algo interesante que hacer, en si había demasiadas cosas que ver y hacer, por lo que en estos momentos la idea de extender sus vacaciones pagadas por tiempo indefinido no sonaba mal, pero eso implicaba no darle señal de vida a su amante bajo contrato, lo que significaba pase libre para otra y eso no lo podía permitir, por supuesto confiaba completamente en él, pero no confiaba en ese encanto ingles que poseía. Ya estaba comenzando a hervirle la sangre y solo estaba caminando por la calle sin rumbo aparente, mejor buscaba algo con que distraerse.

Lo que nunca espero es que la distracción le abordara de forma tan repentina. Ya que un chico cubierto de gatos vivos, literalmente, se escondió detrás de ella. Antes de poder preguntar qué demonios pasaba, el sonido de la jauría de perros acercándose se hizo demasiado obvio, lo que le faltaba. Ya estaba de malas por la línea de pensamiento de antes, por lo que no estaba con la suficiente paciencia para tratar con esto de forma delicada. Así que solo levanto su pie derecho, se quitó la bota y le atino un buen golpe en el hocico al perro que venía al frente del grupo. -¡SHUT UP!.-Un gemido lastimoso salió el perro mientras bajaba las orejas, y el resto, solo simplemente paro la marcha y los ladridos, finalmente la tranquilidad llego a San francisco.  

_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: Gatos buscando Diversion (Priv. Runari)

Mensaje por Johan Christie el Sáb Ago 04, 2018 10:00 pm

Si existía algo mas poderoso que un león o de la fiereza de un gato hambriento, esa debía ser la furia de una mujer a la que le han tocado los pelos de mala manera hasta el punto de espantar de un zapatazo a una jauría de perros capaces de arrancar la piel como si fueran bestias sanguinarias. Y no fueron los únicos asustados, pues por unos segundos todos los peatones se quedaron mirando la escena, casi atemorizados por como una joven espanto a tales bestias. Johan no se quedo atrás, pues no esperaba tan efectivo resultado, siendo incluso sus gatos acabaron espantados e intentaron esconderse dentro de su ropa.

Solo San Francisco alberga esta clase de sucesos.

-Un final mas explosivo de lo esperado, pero verlos correr despavoridos y asustados como pollos sin cabezas es tan satisfactorio como increíble.- comento el joven, dando un paso hacia delante y observando, complacido, como la jauría se alejaba hasta perderse en una esquina.- De parte de todos los gatos de esta ciudad te doy gracias por tus servicios, amiga de pelo rosado.- con su sonrisa felina del siempre, el joven se mantuvo parado frente a la nueva heroína de los felinos de San Francisco.

Pasado un par de segundos, los gatos emergieron y salieron de las ropas de Johan al notar que el peligro, ya sean los perros o la joven, había cesado y por lo tanto podían volver a su rutina de estar colgados por el cuerpo del joven, buscando alguna forma de entretenerse o una buena posición para dormir. Salem, quien no se salio de su sitio en la cima de el picudo cabello del Ejecutor, solo bostezo con aburrimiento, observando un par de segundos a la chica que ayudo a su "salvación".

Por su parte, Johan podría jurar nunca haberla visto antes. No es como si conociera a cada ciudadano de esa ciudad, pero las caras las recordaba, especialmente en esa zona donde la monotonía era la regla general. Además, en sus 24 años nunca conoció a alguien con tales cuerdas bocales, capaz de dejar silencioso a la ruidosa ciudad por unos segundos de consternación. ¿Alguna clase de cantante de rock capaz de romper los tímpanos de sus fanáticos con su infernal canto? ¿O solo otra inquilina estadounidense mas? Él lo averiguaría en cuestión de segundos.

-Entonces, heroína rosada, ¿Cómo te llamas? ¿Tienes algún nombre de superhéroe como "Pateadora de Canes" o algo así?- mientras hablaba con su típico humor alegre, Johan busco dentro del chaleco azul que llevaba puesto, quitando de un bolsillo interior una botella de leche.- De mi parte, este servidor es Johan Christie. Soy un sacerdote de la Iglesia de Saint George, a unas cuadras de aquí.- sentencio, bebiendo de su botella mientras mentía de manera descarada con su salvadora. Por mas que viva en esa capilla, esta lejos de ser un sacerdote, pues esto era mas una tapadera para los oscuros secretos de la Iglesia Católica.

Volver arriba Ir abajo

Re: Gatos buscando Diversion (Priv. Runari)

Mensaje por Runari Wildly el Mar Ago 07, 2018 9:51 pm

Bueno eso resulto mucho más fácil de lo que habría creído.  Tal vez era el resultado de que no se contuvo en lo absoluto durante el golpe, o tal vez el grito que se le salió desde el fondo de los pulmones, también pudo simplemente ser que ella sabía muy bien cómo usar el calzado como arma, ya saben, esas habilidades se obtienen solas cuando tienes un perrote negro y tres hermanos menores, quien diría que resultarían tan útiles para espantar toda una jauría entera, aunque no podía evitar pensar que esto hubiera tenido el doble de efecto si hubiera usado las sandalias que usaba para estar en casa.  

Pero aún se encontraba en modo de ataque, porque no pudo evitar, aun estando apoyada en un solo pie, apuntar con su “arma” al chico de cabello despeinado que salvo hace unos cuantos segundos. Si bien él no tenía la culpa de lo que paso, o por su bien que así fuera, no podía evitar verle como si fuera a recibir el siguiente golpe. En resumen, la típica mirada de hermana mayor cuando descubre que agarraron sus cosas sin permiso. Aunque luego de mirarlo fijamente, solo bajo la bota y volvió a colocársela. -¿Rosado? Amigo mira bien es castaño. Yo no soy del tipo que se tiñe el pelo para resaltar. -Además dudaba que haya gente que naciera con el pelo rosado de forma natural.  

El malhumor no le puede durar mucho, simplemente era algo imposible con tantos gatos apareciendo de repente de las ropas del chico, para cualquiera le sería imposible seguir con mala cara con tantas bolitas peludas. Al menos ella, siempre fue un corazón blando cuando se trataba de animales. Aunque no podía evitar preguntarse qué hacia este tipo con tantos gatos encima, además de pegarse unas cuantas pulgas, claro está.  

-Que no es rosa.
-Corrigió de nuevo.-No hago algo tan cruel, a esos perros solo le di una buena reprimenda. Y es Runari por cierto. -¿Ella una patea perros? Si como no, toda su familia estaría decepcionada de ella, al fin de cuentas tenían un fuerte vínculo con la fauna, al menos del lado de su padre, vamos solo hacia falta mirar los totems que con mucho esmero se tallaban.

¡Esperen! ¡Esperen, esperen, esperen! ¿¡Este tipo es sacerdote!? Simplemente no lo parecía por más de una razón, a menos que esta una táctica para cambiarla de religión, vamos que esto se ve en todos lados. Así que solo le iba a dejar claro que no pensaba cambiar de religión. -Yo soy Wicca. Si esto es una treta para hacerme cambiar al cristianismo o algo así, pierdes el tiempo. -Este era el mejor momento para retomar su camino.

_________________

Volver arriba Ir abajo

Re: Gatos buscando Diversion (Priv. Runari)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.